Nepenthes

La Nepenthes Villosa es una majestuosa planta jarro

Las Nepenthes, conocidas popularmente con el nombre de plantas jarro o copas de mono, son plantas carnívoras que componen el único género de la familia de las Nepenthaceae o Nepentáceas. Son plantas tropicales que se encuentran mayormente en Oceanía en todas las regiones indopacíficas, lo que comprende Madagascar al oeste, Nueva Caledonia al este y Seychelles al norte. Las mayores diversidades de estas especies se dan en Borneo y Sumatra con un gran número de especies endémicas, pero también existen una concentración importante en Malasia, Filipinas, la isla de Java, Papúa Nueva Guinea y Sri Lanka.

Tipos de Nepenthes o Plantas Jarro

Existen más de 170 especies reconocidas de Nepenthes no extinguidas a día de hoy, lo que convierten al género en uno de los más amplios dentro de las plantas carnívoras. En este listado puedes encontrar una clasificación con los principales tipos de Nepenthes.

  • Nepenthes mirabilis
  • Nepenthes ventrata
  • Nepenthes sanguínea
  • Nepenthes attenboroughii
  • Nepenthes argentii
  • Nepenthes villosa
  • Nepenthes sumatrana
  • Nepenthes lowii
  • Nepenthes diatas
  • Nepenthes papuana
  • Nepenthes smilesii
  • Nepenthes mirabilis
  • Nepenthes Khasiana
  • Nepenthes danseri
  • Nepenthes vieillardii
  • Nepenthes pervillei
  • Nepenthes distillatoria
  • Nepenthes aristolochioides
  • Nepenthes benstonei
  • Nepenthes eymae

Características de las Plantas Jarro

Si existiese la distinción de realeza entre nuestras queridas plantas carnivoras, ésta caería sobre las Nepenthes. Las plantas jarro tropicales tienen una rica historia tanto botánica como hortícola. Las plantas en sí mismas son un ecosistema virtual bastante peculiar en relación con la naturaleza. El género tiene la única especie conocida en haber devorado ratas enteras!

Son plantas inquietantemente hermosas, sus trampas de jarra son a menudo tan elaboradas y llamativas como creaciones artísticas de la humanidad. Estas Nepenthes normalmente crecen como enredaderas o trepadoras. Sin embargo, no suelen ser plantas selváticas, puesto que prefieren laderas y bosques más abiertos y soleados. Esto las convierte en una especie ideal para jardines verticales, debido a su condición de plantas trepadoras.

Distribución de Nepenthes
Localización de Nepenthes alrededor del mundo

Estas plantas bulbosas son de crecimiento colgante, desarrollando un largo tallo verde cilíndrico, en el cual se desarrollan sus hojas. Éstas son también verdes y gruesas, de forma ovalada y conforme van creciendo como si de finos tallos se tratase, van desarrollando una bolsa cilíndrica con una abertura en la parte superior, obteniendo así la forma de jarra en el extremo de la hoja.

Clasificación de Nepenthes

Las Nepenthes generalmente se clasifican en función de la altitud de su hábitat. Esto es muy relevante para saber cuáles son los cuidados ideales para nuestras plantas. Por ejemplo, una especie adaptada a tierras bajas requerirá de mayores temperaturas y humedad ambiental que una nepenthes adaptada a tierras bajas. Así podemos decidir qué ejemplar o tipo sería el más adecuado si queremos cultivarlas según las condiciones del entorno. Por ejemplo, si la zona de cultivo es relativamente fresca, nos resultará más fácil mantener una planta de tierra alta que una de tierra baja.

  • Tierras bajas (Lowland). Son plantas que viven en altitudes bajas, considerándose hasta 1000 metros sobre el nivel del mar. Generalmente necesitan un clima bastante cálido, temperaturas estables y humedad muy alta.
  • Tierras altas (Highland). Las carnívoras que encontramos en altitudes superiores los 1000 metros sobre el nivel del mar. El clima es bastante más fresco, sobre todo por la noche.
  • Tierras intermedias. En este grupo de insectívoras encontramos los híbridos de Nepenthes entre tierras bajas y tierras altas.

¿Cómo cuidar una Planta Carnívora Nepenthes?

Afortunadamente, la gran mayoría de Nepenthes se pueden cultivar fácilmente de forma interior. De hecho, muchas de las plantas más comunes que solemos sembrar en casa, son originarias de lugares similares a los de estas plantas jarro. Únicamente un pequeño subgrupo de especies de Nepenthes requiere de un entorno cuidadosamente controlado, como una cámara de cultivo o un terrario con ventilación. Este pequeño conjunto de especies es caro y más complejo de mantener y cultivar. Si eres nuevo en el cultivo de Nepentáceas, comienza con una de las muchas que son fáciles de crecer y cuidar como plantas de interior, como la sanguínea, truncata o miranda. Si bien existen algunas excepciones, en la siguiente mini guía encontrarás información que aplica al cultivo de la gran mayoría de Nepenthes.

¿Dónde mantener las Plantas?

Lo primero que debemos decidir es donde vamos a posicionar nuestra planta para que crezca lo mejor posible. Las Nepenthes crecen de forma ideal en los ventanales soleados. Deben estar protegidas correctamente de corrientes de aire, calor extremo así como temperaturas de congelación. La humedad es un factor que no tiene demasiada relevancia para esta especie de plantas carnívoras, ya que la humedad del hogar suele ser más que adecuada para la mayoría de las variedades.

Si vives en un clima subtropical, cultivar estas plantas insectívoras en el exterior sería una opción buena también. Como son plantas tropicales, hay que tener cuidado de no exponer estas plantas a temperaturas heladas especialmente nieve o congelaciones. Muchas estas especies pueden sobrevivir por debajo de 4ºC, pero sería preferible evitar estas temperaturas extremas para la planta.

Nepenthes

Alimentación

jarro de nepenthes rafflesiana

Las Nepenthes son plantas carnívoras, por lo que requieren insectos vivos o fertilizantes suaves para poder sobrevivir. En su hábitat natural, los insectos son atraídos por el aroma del néctar contenido en los jarros. Una vez las presas se acercan a tomar este dulce líquido pegajoso, mueren ahogados y son digeridos por las enzimas de las Nepentáceas.

Podemos alimentar nuestras plantas en casa con cuidado, a ser posible con presas vivas. Para plantas más pequeñas, insectos diminutos como mosquitos, moscas o grillos funcionan bien. Un insecto por cada jarro es suficiente, no sugerimos llenar sus jarros o copas con insectos o se pudrirán rápidamente. En ausencia de insectos vivos se podrían utilizar insectos secos o pellets de pescado para obtener buenos resultados. Las plantas más grandes requerirán insectos acorde a su tamaño, como grillos grandes o saltamontes. Si tu planta jarro está al aire libre o en un invernadero atrapará los insectos de forma autosuficiente, por lo que no tendrías que preocuparte por alimentarla.

Luz solar

Lo ideal es proporcionar luz solar de forma parcial, sol directo varias horas e indirecto durante el resto del día. Evita en la medida de lo posible la ausencia de luz completa en el transcurso del día. El sol es un elemento clave para que nuestra planta crezca sus característicos jarros, pero con cuidado de no excederse, puesto que puede quemar las hojas o incluso los jarros. La energía que le proporciona la fotosíntesis es lo que hará crecer las trampas, y la incidencia solar es esencial para poder producir un buen color.

Iluminación Artificial

Si la exposición solar no es viable en tu caso, unas buenas bombillas fluorescentes fuertes son una magnífica alternativa lumínica, siempre y cuando tengan un mínimo de 40W reales. Comienza con las luces a unos 30-40 centímetros de la planta. Controla la mata y ajusta la altura de la luz si su crecimiento no es el adecuado. Puedes usar un temporizador eléctrico para mantener un fotoperíodo, en cuyo caso podemos tener unas 12-14 horas de iluminación constantes de forma continua durante todo el año.

Temperatura

Las Nepenthes son plantas de clima tropical, por lo que la temperatura ideal debe ser acorde al mismo. Generalmente las temperaturas de una casa son adecuadas, cómodas para nosotros y cómodas para nuestras plantas, aunque también se pueden cultivar en el exterior. Durante el día cerca de 23 – 25ºC sería una temperatura adecuada, mientras que de noche las temperaturas pueden caer a unos 15ºC, aunque esto tampoco es necesario para la mayoría de insectívoras de esta especie. Algunas especies de tierras altas aguantar sufrir cambios de temperatura correctamente desde unos 10ºC por la noche a unos 30ºC en el día.

Riego

Lo ideal es utilizar agua de lluvia, destilada u obtenida por osmosis inversa. A diferencia de otras plantas carnívoras, nuestra Nepentácea tolerará el agua dura (hasta 200 partes de CaCO3 por millón) con casi ningún efecto adverso. Así que muy probablemente regar con agua del grifo sea algo adecuado en función de donde vivas. Algo también muy conveniente es humedecer las hojas con un vaporizador o pulverizador, sobre todo en días calurosos si no disponemos de un humidificador.

Es conveniente asegurarse que el agua drene completamente a través del suelo, levantando la maceta para asegurar que está pesada y saturada. La vegetación tropical conviene que esté húmeda pero no inundada. Para hacer que las raíces de nuestra planta no se pudran, evita el agua estancada ya que esta acumulación hace a nuestra planta mucho más propensa a plagas. Una frecuencia de regado de entre 2 y 3 veces a la semana es adecuada.

foto nepenthes alata con jarros

Sustrato

Para nuestras Nepenthes, lo ideal es realizar una mezcla de una parte de esfagno seco y una parte de perlita. Se puede utilizar también turba rubia o musgo. Evita utilizar tierra regular para macetas y compost, ya que los ingredientes como nutrientes y minerales pueden matar a nuestras plantas insectívoras, acostumbradas a un suelo más pobre.

Reproducción

La reproducción puede realizarse de forma sexual con polinización y semillas o de forma asexual por esquejes. Para el primer tipo de reproducción necesitaremos polinizar las flores de plantas macho y hembra para obtener las semillas. Una vez se han generado, se deben plantar en un sustrato húmedo y a temperatura cercana a los 18º hasta que germinen. Esto suele ocurrir en unas 6 semanas, cuando están listas para transplantarse a su maceta definitiva ya con varias hojas en la planta.

Por el contrario, la reproducción asexual de Nepenthes es más sencilla y eficaz, puesto que basta con identificar una raíz con varios nodos, cortar un trozo y plantarlo en un sustrato adecuado de perlita y musgo de turba. Permaneciendo húmedo de forma constante y a una temperatura de entre 15 y 23 grados centígrados tenemos muchas posibilidades que nuestra planta se reproduzca correctamente. Este método también se puede realizar con tallos u hojas, no sólo raíces. En general, la reproducción por esquejes consigue un crecimiento más rápido de la planta que por semillas.

¿Dónde comprar Nepenthes?

Si has tomado buena nota sobre todos los consejos de cómo cuidar una planta Nepenthes y estás interesado en cultivar una, ¡Adelante!

Dependiendo de donde vivas es posible que complicado encontrar este tipo de plantas carnívoras para comprar, puesto que son autóctonas de zonas tropicales del sudeste asiático principalmente. Te recomendaríamos que echases un vistazo en un botánico o centro de Jardinería cercano primero, acudiendo a internet en búsqueda de Nepenthes online si no tienes otra opción.